Comienzan los trabajos para evitar inundación en Los Llanos en Alpdrete

El pasado verano la M-620, la carretera que une Alpedrete y Los Negrales, quedó anegada por la lluvia. Esa inundación mostró uno de los problemas más graves que padece la zona conocida como Los Llanos. El agua empantanada demostró que la decisión de la Dirección General de Carreteras de rellenar de grava las cunetas de la carretera no fue una buena idea dados los problemas de la zona.

Esa cuestión se solventó hace meses a una vez resuelta, se ha iniciado la segunda fase de los trabajos para evitar que Los Llanos se inunden cada vez que llueve. El problema se produce cuando el agua residual procedente de Alpedrete entronca con el emisario (llega al empalme) de la
Estación de Aguas Residuales (EDAR) de El Endrinal. El punto concreto de conflicto es justo anterior al aliviadero (el lugar donde se desvía parte del caudal) situado a pocos metros de la autopista de La Coruña. Cuando llueve intensamentes, el emisario llega al límite de su capacidad y el agua procedente de Alpedrete se atasca, provocando las inundaciones de Los Llanos.

Para solucionar este problema hay que realizar dos actuaciones. La primera es rebajar la cota de desagüe del aliviadero, trabajo que se realizó este miércoles 30 de marzo. Y la segunda, cambiar el trazado de los colectores de Alpedrete para que sean independientes del emisario. Esos trabajos están pendientes de los permisos de la Comunidad de Madrid. El plazo de ejecución estimado es de un mes.

Los Llanos no es la única zona del municipio que se inunda cuando llueve, sí la que tiene una solución más compleja. Otros tres puntos que tradicionalmente se inundaban con la lluvia eran la calle del Maestro, la Escuela Infantil y la salida de Alpedrete por el Polideportivo Municipal. En los tres las reformas realizadas por el Canal de Isabel II, a petición del Ayuntamiento, han puesto fin al problema.
El Ayuntamiento de Alpedrete es conocedor de problemas puntuales en
del municipio por el escaso diámetro de los colectores (conducciones que recogen las aguas residuales de las viviendas y locales comerciales y las pluviales de las alcantarillas). Para solventarlos, está previsto firmar un convenio de colaboración con el Canal de Isabel II para su sustitución.
Para más información: