El sábado 18 de noviembre, a las 20 h, comenzarán a sonar los instrumentos de un quarteto que se ha fraguado con años de amistad, de trabajo y de intereses comunes: la música y más concretamente el jazz.

Luis Abela celebra sus 50 años como músico profesional haciendo lo que mejor sabe y con lo que más disfruta.Para conseguirlo no podían faltar: Luis Escribano al contrabajo, Alberto Santamaría al saxo, Pedro Sarmiento al piano y Andrés Olaegui a la guitarra, este último conocido por el público de Becerril de la Sierra por
sus magistrales clases de guitarra.

Los espectadores que decidan pasar el sábado por la Sala Real de Becerril de la Sierra, tienen garantizados 80 minutos de música viva, sentida, improvisada y degustada por sus intérpretes, lo que, sin duda, es un antídoto cultural para una larga tarde de noviembre.