Con el objetivo de finalizar el tiempo de formación y acceder a las posibilidades del mercado laboral los alumnos y alumnas del curso de operaciones básicas de cocina en Guadarrama, que se imparte en el Centro de Formación El Soto, han reiniciado ya sus clases que finalizarán el próximo 7 de agosto.

Un reinicio que da continuidad a los contenidos y el periodo de formación, tras el parón obligado por la pandemia por COVID-19, que ha empezado con un estricto protocolo de seguridad, necesario para evitar contagios y garantizar la seguridad en las instalaciones. Medidas que se añaden a las tradicionales en este tipo de centro, que incluye ahora la obligatoriedad en el uso de mascarillas, pantallas protectoras, distancia entre puestos de 1,5 metros, señalización de espacios y diferentes áreas de entrada y salida.    

Nuevas necesidades para marcar la nueva normalidad que permitirán a los alumnos y alumnas del Centro de Formación El Soto continuar sus clases teórico-prácticas hasta el viernes 7 de agosto y comenzar a partir de esa fecha las prácticas en establecimientos hosteleros de la zona.

En este curso de operaciones básicas de cocina en Guadarrama los quince alumnos participantes aprenden los conocimientos básicos en materia de seguridad e higiene y proyección ambiental en hostelería, ofertas gastronómicas sencillas, preelaboración y conservación de alimentos, técnicas y productos culinarios, y además realizan prácticas profesionales en establecimientos de hostelería. En total 270 horas, más 80 de prácticas que capacitan a los alumnos como profesionales y les ofrecen una nueva especialidad de empleo a través de un título oficial.

Los certificados de profesionalidad son títulos oficiales expedidos por el Servicio Estatal de Empleo (SEPE) que certifican que la persona que los posee tiene la formación, conocimientos y habilidades suficientes para desarrollar un determinado trabajo. Títulos que certifican competencias profesionales en el mundo laboral igual que la FP lo hace en el ámbito educativo.

Una formación financiada con cargo al presupuesto de la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda de la Comunidad de Madrid, el Fondo Social Europeo, la Iniciativa de Empleo Juvenil y el Ayuntamiento de Guadarrama, para conseguir que los jóvenes y adultos desempleados, sin una formación concreta o que deseen obtener una formación en las diferentes áreas que se ofertan, puedan mejorar sus oportunidades de empleo y acceder a las profesiones que se demandan en su entorno social.

Si quieres conocer más sobre la actualidad de la Sierra de Guadarrama, no dejes de visitar nuestra sección de noticias.