LOS ALUMNOS DEL CURSO DE COCINA DE GUADARRAMA CIERRAN SU FORMACIÓN TEÓRICA CON UN CONCURSO DE PINCHOS  

Realizar una propuesta sabrosa, equilibrada, novedosa, ajustada económicamente y fácilmente comestible en la barra de un bar, era el objetivo propuesto a los alumnos, en el Concurso de Pinchos organizado por los responsables del Curso de Cocina de Guadarrama.

Una difícil tarea, adecuada no obstante, a que cada uno de los participantes demostrara el nivel de profesionalidad adquirido tras terminar la formación teórica, impartida a lo largo de los meses por José María López Valdegrama, profesor del curso, antes de comenzar la formación práctica que se llevará a cabo en diferentes restaurantes y establecimientos de la localidad y la Sierra.

Un completo examen final que fue superado con buena puntuación por todos los alumnos, pero en el que resultaron vencedores María Esther García Rodríguez, con su propuesta “Pita de saltimboca”, compuesta por pan de pita de elaboración artesanal rellena de lomo de buey y salvia, que obtuvo el primer lugar y medalla comestible de oro. En segundo lugar, Iván Martín Regueiro con “Calamares en su tinta”, realizados con una salsa gelatinizada de calamar, patata morada y esferificación de guisantes, que obtuvo medalla de plata, y María Isabel Rodríguez Marcos con su propuesta “Tierra Astur”, en la que la elaboración estuvo protagonizada por un torto de maíz con cachopo de solomillo ibérico relleno de queso cabrales, una delicia que obtuvo medalla de bronce.

La elección del mejor pincho corrió a cargo de un profesional jurado compuesto por Salvador Gallego, jefe de cocina del Restaurante El Cenador de Salvador, Alejandro Quintanar, jefe de cocina del Hotel 5 Enebros, Luis Miguel Martín, jefe de cocina del Restaurante Olive, Paco y Eduardo, responsables y cocineros en el Restaurante Al Punto, y Noelia Pozas, Concejala de Desarrollo Local del Ayuntamiento de Guadarrama.

Las trece propuestas presentadas consiguieron mostrar la calidad de los alumnos y su personal estilo de entender las complicadas técnicas aprendidas, como las que plantea la cocina molecular o las  esferificaciones.

Los alumnos consiguieron superar la primera parte formativa para la obtención del certificado de profesionalidad en Cocina otorgado por la Comunidad de Madrid. Ahora, deberán enfrentarse a la parte práctica fuera de las aulas del Centro de Formación “El Soto” de Guadarrama, en los diferentes restaurantes de la Sierra que colaboran con este curso de cocina.

Para Noelia Pozas, Concejala de Desarrollo Local, “Con este concurso hemos comprobado que la calidad de los alumnos y de su formación teórica es magnífica y desde luego, esperamos que la práctica sea igualmente buena para nuestros alumnos. En Guadarrama llevamos muchos años apostando por una formación de calidad y sobre todo una formación que sea capaz de ofrecer un futuro laboral a nuestros vecinos. Un empeño que mantenemos y por el que seguiremos apostando decididamente”.

PINCHOS GANADOR 2015