Bajo la misma receta de siempre, en la que la carne de lidia y las patatas son los ingrediente principales pero no los únicos, se cocina a fuego lento, todos los años, desde hace más de treinta, el tradicional guiso de patatas con carne heredado por la Peña de La Tradición, que pueden degustar más de dos mil personas en Guadarrama y que busca ahora su reconocimiento como Fiesta de Interés Turístico Regional.

Son alrededor de 300 kilos de patada, 300 de carne de res brava, 75 kilos de cebolla, 35 de zanahoria, 5 kilos de ajo y… el sabor añadido que da la paciencia y la buena disposición de quienes cocinan a fuego lento de leña, este delicioso plato que se convierte en una excelente oportunidad para la fraternidad de los vecinos y vecinas de Guadarrama, durante las Fiestas patronales en Honor a San Miguel y San Francisco.

Este año, este delicioso plato se podrá degustar el lunes 30 de septiembre desde las 14:30 horas en la zona del aparcamiento de la calle de La Sierra. Aunque la mañana, para los integrantes de la peña La Tradición, comenzará a primera hora para que todo esté listo a tiempo.

La tradición de las patatas con carne comenzó el año 1987 cuando la Peña El Tortillón, decidió ampliar su oferta de actividades gastronómicas, durante las fiestas, a una comida popular para que todos los vecinos de Guadarrama y los visitantes de la localidad, pudieran disfrutar celebrando un evento todos juntos. Niños, niñas, jóvenes, adultos, peñas, familias, etc… se acercan desde entonces a compartir este guiso.

Una tradición respaldada desde el primer momento por la Concejalía de Festejos del Ayuntamiento de Guadarrama, así como por la Concejalía de Desarrollo Local, que buscarán nuevamente que esta fiesta, que consigue atraer hasta la localidad a multitud de personas de otros municipios de la región, sea declara de Interés Turístico Regional y consiga afianzarse en el calendario de citas ineludibles para disfrutar de Madrid y sus municipios durante todo el año y especialmente, durante las fiestas.

Una apuesta que incluirá este año su adaptación a los nuevas exigencias y al compromiso medioambiental, puesto que comenzará el cambio a envases sostenibles para contribuir a mejorar el impacto medioambiental, como destaca, Hilario Gómez del Ángel, presidente de la Peña la Tradición, “Nuestra fiesta es una cita ideal para todos para grandes y pequeños, para mostrar nuestra gastronomía pero también para poner en valor el carácter abierto de los guadarrameños, nuestro compromiso por compartir y nuestra ya tradicional acogida para todo el que quiera venir a disfrutar con nosotros. Y además, es un escaparate ideal para mostrar la responsabilidad que todos tenemos en temas tan importantes como el medio ambiente, por eso, este año vamos a terminar de usar los envases menos sostenibles que nos sobraron del año pasado, e incorporaremos nuevos envases sostenibles. Nos adelantamos a la normativa europea aplicable en 2020 porque desde nuestra peña estamos muy comprometidos no solo con las tradiciones, sino con nuestro entorno natural y su conservación”.