Se trata de una comedia agridulce firmada por Santiago Carlos Oves y Jordi Galcerán, dirigida por Pilar Massa. En el texto hay poesía, ternura, realismo y mucho humor.

Mamá tiene setenta y seis años y su hijo Jaime, cincuenta. Ambos viven en mundos muy diferentes. Jaime tiene mujer, dos hijos y disfruta de situación económica bastante desahogada. Dispone de una hermosa casa, dos coches y una suegra que atender. Mamá se las arregla sola y sobrelleva su vejez con dignidad.

Un día ocurre lo inesperado; la empresa para la que trabaja Jaime lo deja en la calle por razones de reajuste de personal. La lamentable situación lo lleva a decisiones drásticas porque no puede mantener su tren de vida… Madre e hijo mantienen una intensa relación a pesar de las adversidades sobrevenidas.

Entrada general 10,50 euros y reducida 7,50. A la venta en la taquilla del Centro Cultural y en giglon.com